PEINADOS Y TOCADOS DE NOVIA

Se sabe, meses y meses antes de la boda, todas empiezan a pensar en peinados y tocados de novia. ¿Pelo largo o corto? ¿Recogido? ¿Trenzas? ¿Suelto? Podríamos seguir así hasta el infinito y más allá. Para ayudarte a elegir (y sugerirte alguna idea) hoy te proponemos algunos tips para peinados y tocados de novia.

El primer consejo que se nos viene a la cabeza, así, sin pensar mucho, es que optes por lo natural. Basta ya de peinados y tocados de novia que parecen salidos de un retrato de Maria Antonieta de Francia. La naturalidad favorece a cualquiera, opta por un peinado que sea acorde a tu figura, a tu tipo de pelo, que te haga sentir cómoda.

También deberías pensar en cómo sueles llevar el pelo. Si estás acostumbrada a llevar coleta o pelo recogido, descartaríamos los peinados y tocados de novia que impliquen llevar el pelo suelto, más que nada para una cuestión de comodidad.Si llevas un vestido muy cargado, deberías elegir peinados o tocados de novia sencillos. Por ejemplo, un recogido detrás de la nuca con un pequeño tocado con puntos de luz, o pequeñas flores que recuerden las de tu ramo de novia. Podrás personalizar el recogido con un flequillo recto, abierto, lateral. Lo importante es que no se te ocurra experimentar pocos días antes de la boda con cortes de flequillos que nunca has llevado. ¡Queremos que te sientas una reina!

En cambio, si llevas un vestido sencillo, podrás osar más con peinados y tocados de novia. Algo que siempre funciona, es dejar algunos mechones sueltos para que den aquel toque desenfadado que te hará salir espectacular en todas las fotos. O si no, pregúntale a nuestro fotografo de bodas, Marc.

Peinados y tocados de novia: ¿con o sin velo?

Otra pregunta fundamental a la hora de evaluar peinados y tocados de novia es: ¿llevarás velo? Si decides llevarlo, piensa en la forma, en cómo se sujetará en la cabeza, ¡y tendrás la mitad del trabajo hecho! Si en cambio no lo llevas, tienes un poco más de margen.

Por ejemplo, si llevas el pelo largo puedes optar por recoger mitad de tu melena y añadir un tocado o accesorios para que iluminen tus mechones. Algo que se ha puesto muy de moda son las trenzas. Puedes jugar con ellas para adaptarlas a tu rostro, a tu vestido, a tu gusto… ¡a tu boda! Aquí las posibilidades son infinitas. Una trenza larga que se apoye en tus hombros, un recogido con dos trenzas que se unen, una pequeña trenza lateral… en fin, si te gustan las trenzas, tu boda será un día maravilloso para lucirlas.

Aconsejamos intentar no mezclar trenzas con flores o con tocados muy grandes. ¿Qué quieres resaltar? ¿Tu peinado o el accesorio que llevas? Lo ideal es que las dos cosas se complementen. Un moño liso lucirá espectacular con un cierre de flores…

Y hablando de flores… ¿Te has planteado llevar un diadema o una corona de flores? Con las flores, los peinados y tocados de novia le dan a la afortunada un toque de felicidad, espontaneidad y frescura difícil de obtener con otros peinados.

Y el último consejo: ¡escucha la opinión de los profesionales!

Sabemos que tienes en mente aquel peinado que viste hace tiempo y que te hizo pensar: «Así, justo así llevaré el pelo el día de mi boda», pero tal vez éste no sea la mejor opción para tu cara, tu tipo de pelo, tu vestido, tu estilo. En fin, por muchas revistas, blogs, galerías que mires, los profesionales siempre habrán visto más peinados que tú. Confías en ellos y serás la novia que siempre has querido. Y además, plantéate que el fotógrafo de bodas te acompañe mientras te peinan y te maquillan… ¡estas fotos suelen ser maravillosas!

 

wwwww