NOVIOS CON BARBA Y BIGOTE: TIPS PARA EL DÍA DE LA BODA

Los novios con barba y bigote cada vez están más de moda. Será porque la barba, lejos de ser un indicio de dejadez, en los últimos años se ha convertido en un icono de elegancia y personalidad.

La barba y el bigote son parte esencial de tu imagen. Así como has dedicado tiempo en la difícil elección del trae para la boda, de los zapatos y de todos los accesorios, también necesitas plantearte si en un día tan especial irás afeitado o llevarás barba. En el segundo caso, es importante empezar a prepararse con antelación, ya que los novios con barba y bigote corren el riesgo de llegar al día de la boda sin tener la más mínima idea de cómo arreglárselas para lucir en todo su esplendor.

La barba y el bigote son parte esencial de tu imagen. Así como has dedicado tiempo en la difícil elección del trae para la boda, de los zapatos y de todos los accesorios, también necesitas plantearte si en un día tan especial irás afeitado o llevarás barba. En el segundo caso, es importante empezar a prepararse con antelación, ya que los novios con barba y bigote corren el riesgo de llegar al día de la boda sin tener la más mínima idea de cómo arreglárselas para lucir en todo su esplendor.

Lo primero que tienes que tener en cuenta es que hay que lavar la barba con cierta regularidad para que tenga un aspecto sano, brillante y ordenado, y para que los demás cuidados tengan sentido. Normalmente, lo más indicado sería lavarla a días alternos, aunque eso depende de tu piel, del tipo de barba y de tu rutina diaria. Por ejemplo, si fumas, deberás tener cuidados especiales para evitar manchas. Uno de los errores más comunes es lavar la barba con champú de pelo. En realidad, lo ideal es utilizar productos específicos para la barba ya que la piel de la cara es mucho más sensible que el cuero cabelludo y el pelo tampoco es el mismo.

Además, los champús para barba suelen ser menos agresivos. Si este cuidado básico no ha entrado hasta ahora en tu rutina, empieza a aplicarlo un par de meses antes de la boda: verás los resultados enseguida. Acerca del cómo hacerlo, no hay nada más sencillo. Rocía tu barba con un poco de producto y frota con las yemas de tus dedos hasta la piel. Este paso es importante para exfoliar la piel y quitar células muertas. Ayudarás a que tu piel se hidrate, se renueve y que la barba sea más reluciente. Recuerda aclarar bien, eliminando todos los restos de jabón, y seca tu cara con cuidado con una toalla.

El paso siguiente es la hidratación, fundamental tanto para la piel como para la barba. Si la piel es cuidada, el pelo crecerá más fuerte y sano y, sobre todo, no se enquistará y no provocará aquellos granos tan molestos. Para hidratar, lo mejor son aceites esenciales o bálsamos. Los hay aptos para todo tipo de piel y pelo: se trata de que encuentres el que mejor te sienta. El aceite tiene la doble función de hidratar y de ayudar a deshacer aquellos nudos tan molestos que a menudo se forman en las barbas medianas y largas. Una vez hayas aplicado el aceite, verás que con un peine de púas anchas deshacerse de los nudos será fácil y sobretodo indoloro. Ahora que hemos lavado e hidratado (durante un par de semanas) nuestras barbas, empezaremos a notar los resultados. Nuestras barbas tendrán un aspecto más sano, cuidado, fuerte.

Novios con barba y bigote: comodidad con estilo

Ha llegado el momento de ponernos un poco más exquisitos y pensar en el estilo: ¿cómo quieres llevar tu barba? El mejor consejo que puedes recibir en este caso es una mezcla entre la comodidad y la elegancia: confía en un profesional. Siempre con antelación (no lo hagas el día antes de la boda) vete a preguntar a un barbero. Lo primero que te preguntará es cómo sueles llevar tu barba (así que tenemos cubierto el tema comodidad). A continuación, te indicará lo que más se ajusta a tu cara: y llegamos al tema de la elegancia. Te aconsejamos probar esto con antelación respecto a la boda porque algún barbero atrevido podría sugerirte un cambio más o menos radical. Los novios con barba y bigote se han puesto bastante de moda y los barberos han desarrollado bastante ojo. Por lo tanto, tu barbero de confianza sabrá aconsejarte de la mejor forma posible.

Haz pruebas, mira con qué corte de barba te encuentras más cómodo, y una vez hayas elegido piensa también en recortarte tu tiempo, en el día de tu boda, para dedicarte al cuidado de la barba. En el caso de la barba media o larga, aconsejamos recurrir a la ayuda de un profesional para aquel día: queremos evitar destrozos y a veces los nervios juegan malas pasadas. Y hagas lo que hagas, nunca cortes tu barba cuando está mojada: el pelo encoje cuando está húmedo, pero una vez seco puede no ser parejo. Por último, si decides sumarte al siempre mayor número de novios con barba y bigote, piensa que a lo largo del día de tu boda las ocasiones para que tu barba se «despeine» serán muchas: emoción, comida, besos… en fin, que no se te olvide el kit de barba perfecta: un pequeño pote de cera, un peine y una toallita serán suficientes.

Y no olvides lo más importante: en las fotos de la boda, el momento en que estarás arreglando tu barba dará juego para muchas fotos interesantes, que con los años te harán recordar los nervios y la emoción del momento. Marc, nuestro fotógrafo de bodas, es un experto. ¡Pregúntale!