[fusion_builder_container hundred_percent=»no» hundred_percent_height=»no» hundred_percent_height_scroll=»no» hundred_percent_height_center_content=»yes» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»entrada» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» enable_mobile=»no» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» margin_top=»» margin_bottom=»» padding_top=»» padding_right=»10%» padding_bottom=»» padding_left=»10%»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ spacing=»» center_content=»no» link=»» target=»_self» min_height=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»left top» background_repeat=»no-repeat» hover_type=»none» border_size=»0″ border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» dimension_margin=»» animation_type=»» animation_direction=»left» animation_speed=»0.3″ animation_offset=»» last=»no»][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» class=»» id=»»]

Cuando piensas en tu boda, ¿qué es lo primero que visualizas en tu cabeza? Si tu respuesta ha sido «el novio», pasa a lo segundo que se te ocurre. Ha sido el vestido de novia, ¿verdad? Es que, quitando el novio, el vestido de novia perfecto tal vez sea una de las cosas más difíciles de encontrar.

[/fusion_text][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» class=»» id=»»]

Hoy queremos ayudarte proponiéndote algunos tips sobre cómo encontrar el vestido de novia para ti. La gracia es que no seremos los únicos. Todo el mundo se sentirá en derecho de opinar: tu madre, tus amigas, tu suegra… y no siempre teniendo en cuenta los gustos y los deseos de la novia.

Nosotros intentaremos no caer en el error: lo que importa eres tú. Este sin duda es el primer consejo que podemos darte sobre cómo encontrar el vestido de novia para ti. ¿Qué es lo que te gusta? Si siempre has soñado con un vestido de encaje, ¿qué más da que esté de moda la seda? Si quieres añadirle un toque de color a tu día, ¿acaso importa que la tradición hable de blanco? Sé tu misma, y trasmite tu ser con tu vestido.

Una vez tengas claro que tú eres lo más importante, empieza a preguntarte qué tipo de vestido te favorece. ¿Eres alta y muy delgada? Deberías evitar los vestidos completamente lisos. Incluso un pequeño cinturón o un recogido lateral podrían ayudar a dinamizar tu figura. ¿Tienes muchas curvas? Intenta que la falda de tu vestido no sea muy vaporosa.

Además de la figura, un punto importante para saber cómo encontrar el vestido de novia para ti es el pecho. Si tienes mucho, lo ideal es moderar el escote, ya que de otra forma estarás más pendiente de que «no se escape nada» que de disfrutar de tu día. Elige un escote profundo sólo si estás acostumbrada a llevar este tipo de escotes, eventualmente con un sujetador adecuado, para que aquel día solo tengas que preocuparte de lucir estupenda.

¿Y el cuello? ¿Y los hombros? ¿Y la espalda? Cada una elija lo que más le gustaría resaltar. Los tres son puntos importantes de la figura y según lo que elijas el corte de tu vestido cambiará mucho. Si optas por un traje con la espalda al aire, no olvides complementarlo con un chal, una chaqueta, algo que puedas eventualmente utilizar en la ceremonia formal, para luego quitarte en la fiesta. Además, evitarás inconvenientes en el caso en que el día sea un poco más frío de lo que habías pensado.

En fin, tienes un sinfín de cosas a tener en cuenta para entender cómo encontrar el vestido de novia para ti, pero seguramente llegará para ti también el momento flechazo. Te probarás un vestido, tal vez el primero, tal vez el duodécimo, y sentirás, antes de verlo, que es tuyo. Te deseamos que disfrutes del momento, te emociones, lo vivas. Este será el vestido que llevarás en uno de los días más felices de tu vida, que te hará sentir guapa y espléndida, que lucirás en las fotos de tu boda. ¡A disfrutarlo!

Y si tienes dudas sobre los zapatos de novia, no te preocupes: en nuestro blog también hablamos del tema 🙂

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container][fusion_builder_container hundred_percent=»no» equal_height_columns=»no» menu_anchor=»» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» class=»» id=»» background_color=»» background_image=»» background_position=»center center» background_repeat=»no-repeat» fade=»no» background_parallax=»none» parallax_speed=»0.3″ video_mp4=»» video_webm=»» video_ogv=»» video_url=»» video_aspect_ratio=»16:9″ video_loop=»yes» video_mute=»yes» overlay_color=»» video_preview_image=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» padding_top=»» padding_bottom=»» padding_left=»» padding_right=»»][fusion_builder_row][fusion_builder_column type=»1_1″ layout=»1_1″ background_position=»left top» background_color=»» border_size=»» border_color=»» border_style=»solid» border_position=»all» spacing=»yes» background_image=»» background_repeat=»no-repeat» padding_top=»» padding_right=»» padding_bottom=»» padding_left=»» margin_top=»0px» margin_bottom=»0px» class=»» id=»» animation_type=»» animation_speed=»0.3″ animation_direction=»left» hide_on_mobile=»small-visibility,medium-visibility,large-visibility» center_content=»no» last=»no» min_height=»» hover_type=»none» link=»»][fusion_text columns=»» column_min_width=»» column_spacing=»» rule_style=»default» rule_size=»» rule_color=»» class=»» id=»»]

[/fusion_text][/fusion_builder_column][/fusion_builder_row][/fusion_builder_container]